Saltar al contenido

Qué es un Whitepaper

Qué es un Whitepaper

¿Qué es un Whitepaper?

Un whitepaper es un documento en forma de guía cuya función es intentar explicar a los usuarios cómo resolver un problema o ayudarles a entender un tema determinado.

Aunque a menudo se confunde con los libros electrónicos, los libros blancos están más orientados al mercado B2B y, en lugar de tratar un tema genérico, tratan de aportar soluciones a los problemas o investigar el tema que se va a tratar de forma más amplia.

El marketing de contenidos proporciona cada vez más herramientas para dar a nuestro contenido un formato diferente, dependiendo de los objetivos que tengamos o del tema a tratar. Actualmente, los papeles blancos se encuentran entre los más demandados por los usuarios.

¿Cómo hacer un Whitepaper?

Es un documento no muy largo y lineal, de entre 5 y 15 páginas, que se centra en un solo tema tratando de profundizar en él. Para ello, es muy importante disponer de datos fiables basados en algunas investigaciones. El tono suele ser formal y el vocabulario técnico sobre el tema en cuestión.

Qué es un Whitepaper

En definitiva, un Whitepaper es un documento que debe ser útil para los usuarios y ayudarles a resolver cualquier duda o problema sobre el tema en cuestión. Por lo tanto, será muy importante buscar profundidad en el tema y proporcionar los recursos que nuestros usuarios necesitan.

Dejamos un artículo muy interesante con las diferencias entre un Whitepaper y un Ebook para que no los confundas y aproveches al máximo cada uno de ellos.

¿Para qué sirve un whitepaper?

Un libro blanco puede servir para muchas cosas desde la perspectiva del consumidor. Puede ayudarle a entender un programa, corregir un defecto, aprender más sobre un tema del que tiene poco conocimiento, o incluso tener una perspectiva diferente sobre un concepto.

Para las empresas, estos documentos ayudan a canalizar a las audiencias hacia sus servicios. En primer lugar, refuerzan su presencia en Internet al resolver cuestiones relacionadas con su sector (el posicionamiento es un factor clave aquí); además, muestran interés por su parte en querer ayudar a su audiencia y a sus consumidores. Proporciona muchos beneficios que no merecen ser pasados por alto.

Ejemplos de whitepaper

Para dar ejemplos de Whitepaper, podemos plantear un caso hipotético con nuestra agencia de marketing digital, NeoAttack. Imaginemos que desarrollamos un documento con el que resolvimos varios problemas relacionados con Google Adwords. Algo no muy extenso, pero muy instructivo e interesante para nuestro objetivo.

Si en este documento también añadimos alguna información de contacto de nuestra empresa o incluso mencionamos nuestros servicios de publicidad de Google AdWords, estamos ilustrando completamente el concepto de whitepaper.

Qué es un Whitepaper

¿Cuáles son las normas del whitepaper?

Técnicamente, no hay requisitos mínimos para los documentos técnicos. Sin embargo, si no se ponen límites a lo que es y a lo que no es un libro blanco, corremos el riesgo de confundir a nuestra audiencia y perder credibilidad. Es por eso que un libro blanco debe tener estas características:

Extensión:

No menos de seis páginas e ilustraciones, tablas y referencias. Pueden tener más de cincuenta páginas si el tema requiere muchos detalles.

Estructura:

Normalmente hay una portada, un resumen con el contenido, un breve resumen (opcional pero útil), una introducción, varias páginas para educar al lector sobre el problema, varias páginas que ofrecen una solución, varias páginas que ofrecen un ejemplo de una empresa que utiliza esta solución para obtener resultados y una conclusión.

Densidad:

El papel blanco es generalmente más denso que un libro electrónico. Los libros blancos generalmente no son fáciles de navegar – de hecho, los lectores generalmente deben leerlos más de una vez para capturar toda la información.

Formato:

PDF orientado verticalmente (8.5 x 11).

Estilo:

Profesional, serio, bien escrito y bien editado. Es aconsejable contratar a un diseñador gráfico para que diseñe el diseño de la página, las imágenes, las fuentes y los colores.