Saltar al contenido

Cómo funciona una transacción de Bitcoin

Cómo funciona una transacción de Bitcoin

¿Cómo funciona una transacción de Bitcoin?

 

El envío de BTCs requiere el acceso a las claves públicas y privadas asociadas a este valor de bitcoin. Cuando hablamos de que alguien “tiene bitcoins”, lo que realmente queremos decir es que esa persona tiene acceso a un par de llaves compuestas de:

  1. Una clave pública a la que se ha enviado previamente una cierta cantidad de bitcoin.
  2. La correspondiente clave privada exclusiva que autoriza a los Bitcoins enviados previamente a la clave pública anterior a ser enviados a otra ubicación.

Las claves públicas, también llamadas direcciones bitcoin, son secuencias aleatorias de letras y números que funcionan de forma similar a una dirección de correo electrónico o un nombre de usuario de una red social. Son públicos, así que puedes compartirlos con otros. De hecho, deberías dar tu dirección de Bitcoin a otras personas cuando quieras que te envíen BTC.

La clave privada es otra secuencia de letras y números. Sin embargo, las claves privadas, como las contraseñas de correo electrónico u otras cuentas, deben mantenerse en secreto. Nunca compartas tu clave privada con alguien en quien no confíes al 100%, nunca. Además, recuerde hacer una copia de seguridad de las llaves privadas con lápiz y papel y mantenerlas en un lugar seguro.

Su dirección Bitcoin es básicamente una caja fuerte transparente. Otros pueden ver lo que hay dentro, pero sólo los que tienen la llave privada pueden abrir la caja fuerte para acceder a los fondos. Este mensaje se envía a la cadena de bloques y contiene un archivo de:

  1. Entrada: La transacción de origen de las monedas enviadas previamente a la dirección.
  2. Cantidad: La cantidad de BTC que se enviará.
  3. Salida: la dirección pública.

Esta transacción se transmite a la red Bitcoin Core, donde los mineros verifican si las Claves de Marca pueden acceder a las entradas (es decir, la(s) dirección(es) de la(s) cual(es) se recibió previamente la BTC). Este proceso de confirmación se conoce como minería porque requiere un trabajo intensivo en recursos computacionales y recompensa a los mineros en CEB por bloque resuelto. Este es también el proceso mediante el cual se crean los `nuevos Bitcoins’.

¿Bitcoin es anónimo?

Bitcoin está diseñado para permitir a sus usuarios enviar y recibir pagos con un nivel aceptable de privacidad, como cualquier otra moneda. También es cierto que Bitcoin no es anónimo y no puede ofrecer el mismo nivel de privacidad que el dinero. El uso de Bitcoin deja registros públicos. Existen varios mecanismos para proteger la privacidad de los usuarios, además de los que se están desarrollando. Aun así, aún queda mucho trabajo por hacer antes de que estas funciones sean utilizadas correctamente por la mayoría de los usuarios de Bitcoin.

Ha habido algunas preocupaciones sobre las transacciones privadas con Bitcoin que podrían utilizarse con fines ilegales. Sin embargo, es indudable que Bitcoin estará sujeta a normas similares a las que existen en los sistemas financieros. Bitcoin no puede ser más anónimo que el dinero y, desde luego, no impedirá las investigaciones criminales. Además, Bitcoin se crea para prevenir un gran número de delitos financieros.

Escala de rentabilidad de Bitcoin

Para los mineros que mantienen este sistema activo, es un protocolo muy rentable. A la vez que se requiere un servidor de inversión de última generación para mantener Bitcoin seguro y libre de ataques a los ordenadores del sistema, lo que aumenta el nivel de dificultad durante varios meses, las transacciones de bonificación voluntarias pueden sumar hasta 20 BTC al mes, lo que equivale a más de 50.000 dólares en ingresos brutos mensuales.

En el lado de los negocios, hay múltiples beneficios:

Tarifas más bajas:

La seguridad criptográfica que ofrece Bitcoin permite procesar las transacciones de una forma muy eficiente y económica. El usuario puede enviar y recibir pagos a través de la red Bitcoin prácticamente sin coste alguno. En la mayoría de los casos, no hay necesidad de pagar comisiones.

Protección contra el fraude:

Todas las empresas que aceptan tarjetas de crédito o PayPal conocen el problema de los pagos que se cancelan posteriormente. Por otra parte, los pagos de Bitcoin son irreversibles y seguros, lo que significa que el coste del fraude deja de recaer en los comerciantes.

No se requiere cumplimiento de PCI:

Las tarjetas de crédito requieren el cumplimiento de los controles de seguridad para cumplir con el PCI-DSS (Payment Card Industry Data Security Standard), cuyo coste se carga al cliente. Bitcoin tiene una plataforma segura, pero los costes no corren directamente a cargo del cliente.

Visibilidad libre:

Bitcoin es un mercado emergente de rápido crecimiento, con nuevos clientes que buscan formas de gastar en línea o invertir sus Bitcoins. Aceptar pagos con Bitcoins es una forma de conseguir nuevos clientes y dar visibilidad a los negocios en el mundo virtual.

Suscripción múltiple:

Bitcoin tiene una característica que aún no es muy conocida, que requiere que para gastar o invertir los Bitcoins se necesite tener la suscripción o registro de dos o más usuarios, como hacen los bancos. Esta característica, en el caso de las personas jurídicas, permite un mayor control de los gastos.

Transparencia contable:

Muchas organizaciones están obligadas a presentar documentos contables sobre sus actividades. El uso de Bitcoin ofrece el máximo nivel de transparencia, ya que puede proporcionar toda la información necesaria para la verificación de las transacciones en la plataforma.

Bitcoin es anónimo

Mercado competitivo de Bitcoin

Debido a las grandes ventajas de privacidad de las transacciones que mostraban las monedas digitales, han creado muchas de ellas, llegando a más de 1100 monedas criptográficas en todo el mundo hoy en día, cada una de ellas con su propio valor en dólares y un pariente de BTC Bitcoin es actualmente el de mayor valor en el mercado y por lo tanto se utiliza como referencia para calcular el valor de otras monedas criptográficas.

Sin embargo, hay una carrera constante entre algunos de ellos que intentan llegar a Bitcoin y así superarlo, uno de los más famosos que existe es el Ethereum, posicionándose como el segundo más fiable de todo el mercado. En teoría, es una versión mejorada de Bitcoin y supera las limitaciones de su lenguaje de programación, proporcionando ciertas características únicas que el anterior no tiene. Su valor, al igual que el de todas las criptomonedas, ha variado a lo largo de los años, actualmente tiene un precio de $ 300 por cada moneda, está representado por el acrónimo ETH.

Otra criptocurrency que tiene un alto valor de mercado y compite duramente con Bitcoin y Ethereum es la moneda “Dash”. Por lo general, cuando el primero sufre una baja, el segundo sube, muchos economistas de todo el mundo mantienen la hipótesis de que será muy difícil para cualquier otro destronar la bitcoin.